Soledad en las personas mayores

Publicado por Esther Armero en

soledad en las personas mayores

El colectivo de personas mayores es especialmente vulnerable a las situaciones de aislamiento, y es que la verdadera soledad de las personas mayores puede tener sobre la salud graves consecuencias.
Esto afecta, sobretodo, a los mayores de 75 años, y estamos hablando de cientos de miles de personas.

Razones de la soledad en las personas mayores

Las razones porque las personas mayores se puedan quedar socialmente aisladas son diversas: la muerte del cónyuge, enfermedad, discapacidad, el envejecimiento, etc.
Sea la causa que sea, las consecuencias físicas y anímicas de ello son tremendas, desde caer en depresión hasta un grave deterioro de la salud. Y hay un problema: muchas veces la persona que se siente sola no lo quiere reconocer, ni pedir ayuda, bien por su ego o por su orgullo.

Consejos para no sentirse solo

Hay algunas recomendaciones para que las personas mayores socialicen con los demás, para que se aproximen a ellos. En el fondo, para que no se sientan solas.Hay podríamos hablar de dos situaciones diferentes: si uno de vale todavía por si mismo y si no.
Para el caso de dependencia por la razón que sea, lo mejor es contar con los cuidados de una persona, con un/a cuidador/a. Esta persona te atenderá en todo, te dedicará tiempo para lo que necesites, te contará cosas y te escuchará. En caso de optar por esta opción, en Esther Armero Cuidados y Asistencia podemos ayudarte con la asistencia de una persona que te va a cuidar el tiempo que desees: 24 horas, solo por el día, en horario nocturno, por horas, etc.

Si nos podemos valer por nosotros mismos, hay una serie de opciones para no estar o sentirnos solos:

  • Salir de casa. Este es el primer consejo para socializar. No esperar a que vengan a visitarnos, salir a por ellos.
  • Juntarse más frecuentemente con los amigos. Por ejemplo, invitarles a tomar café en casa, o visitarles a ellos, o ir a pasear con ellos. Es decir, mayor contacto.
  • Si el contacto personal directo no es posible o se produce con baja frecuencia, optar por el contacto telefónico: Bien después de haber estado con ellos o si no fuera posible, la llamada por teléfono ayuda a socializar, aprovechar el tiempo y que los demás también sientan que te preocupas de ellos.
  • Optar por un optimismo en la vida propia, y si no fuera posible del todo, forzar se a que así sea. Para ello, no hay como empezar a sonreír, y que lo vean los demás. Para ello, en cada conversación que tengamos con el vecino, familiar, tendero, etc., no perder la oportunidad de sonreír, mostrarse positivo, y hay más, preguntarles qué tal se sienten, y que ellos perciban que nos interesamos de verdad. Esta actitud revertirá en nuestro ánimo, a mejor.
  • Actividades sociales: seguro que cerca de tu casa hay algún grupo al que puedas adherirte y realizar actividades con otros: grupo religioso, de canto, una ONG, etc.
  • Ordenadores e Internet: Bien a través de los ayuntamientos, bibliotecas, centros comunitatios, etc., se pueden realizar cursos de capacitación para usar estas tecnologías, y coger habilidades informáticas básicas.
    • Redes sociales: compartir fotos con amigos y familiares a través de Facebook o Instagram. Esto no lleva solo a poner las fotos sino a compartir comentarios y charlar. Y a hacer nuevos contactos y amigos.
    • Hablar con los familiares y amigos a través de vídeo, con Whatsapp, Zoom, Skype, etc. Esto permite mantenernos en contacto visual, por ejemplo con los nietos. Y se puede hacer con el teléfono, no se necesita nada más.
  • Buscar pareja: si estás solo y así te sientes, puedes intentar buscar una pareja con quien compartir tu vida. Y lo puedes hacer asistiendo a actividades sociales donde contactas con personas, o bien en tu club de jubilados, o a través de las páginas web. De cualquier forma. Eso sí, con cuidado, evitando engaños.

Esther Armero

Esther Armero pone a tu servicio asistentes e internas para acompañar a tu familiar en su domicilio o en centro sanitario, para que esté bien cuidado y tú puedas descansar o realizar tus actividades necesarias. Preparamos presupuestos SIN COMPROMISO y personalizados tras estudiar, detenidamente y en persona, las necesidades específicas del paciente y/o persona contratante.