Solicitar información

Las recetas de puré son una excelente opción para las personas mayores, ya que su textura suave y fácil de masticar es más fácil de digerir y puede ayudar a prevenir problemas de masticación y deglución. Además, los purés también son ricos en nutrientes y pueden ayudar a mejorar el estado nutricional de las personas mayores. A continuación, se presentan algunas recetas de puré para personas mayores que son fáciles de hacer y deliciosas.


Puré de zanahoria y patata

Este puré es rico en vitamina A y fibra, y es fácil de hacer. Para hacerlo, se necesitan 2 patatas medianas, 2 zanahorias medianas, 1/4 taza de leche, 1/4 taza de mantequilla, sal y pimienta al gusto. Primero, se pelan las patatas y las zanahorias y se cortan en trozos pequeños. A continuación, se colocan en una olla con agua y se cuecen hasta que estén suaves. Luego, se escurren y se añaden la leche, la mantequilla, la sal y la pimienta, y se mezclan hasta conseguir una textura suave.


Puré de guisantes y puerro

Este puré es rico en proteínas y vitaminas del grupo B, y es delicioso. Para hacerlo, se necesitan 1 taza de guisantes frescos, 1 puerro, 1/4 taza de caldo de pollo, 1/4 taza de leche, 1 cucharada de mantequilla, sal y pimienta al gusto. Primero, se limpia el puerro y se corta en trozos pequeños. A continuación, se colocan en una olla con agua y se cuecen hasta que estén suaves. Luego, se añaden los guisantes, el caldo de pollo, la leche, la mantequilla, la sal y la pimienta, y se mezclan hasta conseguir una textura suave.


Puré de calabaza y manzana

Este puré es rico en vitamina A y fibra, y es dulce y delicioso. Para hacerlo, se necesitan 1/2 taza de calabaza cocida, 1 manzana pelada y cortada en trozos, 1/4 taza de leche, 1 cucharada de azúcar, 1 cucharada de mantequilla, 1 cucharadita de canela, sal y pimienta al gusto. Primero, se colocan la calabaza y la manzana en una olla con agua y se cuecen hasta que estén suaves. Luego, se escurren y se añaden la leche, el azúcar, la mantequilla, la canela, la sal y la pimienta, y se mezclan hasta conseguir una textura suave.


Puré de brócoli y queso cheddar

Este puré es rico en vitamina C y calcio, y es delicioso. Para hacerlo, se necesitan 2 tazas de brócoli cocido, 1/2 taza de queso cheddar rallado, 1/4 taza de leche, 1 cucharada de mantequilla, sal y pimienta al gusto. Primero, se coloca el brócoli en una olla con agua y se cuece hasta que esté suave. Luego, se escurre y se añade el queso cheddar, la leche, la mantequilla, la sal y la pimienta, y se mezclan hasta conseguir una textura suave.


Puré de pescado y patata

Este puré es rico en proteínas y ácidos grasos Omega-3, y es fácil de hacer. Para hacerlo, se necesitan 2 patatas medianas cocidas, 1/2 taza de pescado blanco cocido, 1/4 taza de leche, 1 cucharada de mantequilla, sal y pimienta al gusto. Primero, se escurren las patatas y se añaden el pescado, la leche, la mantequilla, la sal y la pimienta, y se mezclan hasta conseguir una textura suave.


En general, las recetas de puré son una excelente opción para las personas mayores ya que son fáciles de digerir y ricas en nutrientes. Además, los purés también son versátiles y se pueden preparar con una variedad de ingredientes, lo que permite a los mayores disfrutar de una variedad de sabores y texturas. 

Estas son solo algunas de las recetas de comida triturada que preparamos a diario a las personas mayores que tratamos. Si quieres más información sobre Esther Armero, solicítanosla sin compromiso