Solicitar información

Lo primero a tener en cuenta sobre cómo tratar a un paciente con úlceras por presión, en abreviado UPP, es la realización continua de todos los puntos relacionados con la prevención.

Esto es claramente lo mejor, ya que aquellos pacientes con cuadros de UPP anteriores son más propensos a sufrir de nuevo el problema.

PREVENIR ES CURAR

Por eso, es fundamental incidir en la desaparición o disminución de los puntos de presión o rozamiento en aquellas áreas no ya con úlceras actuales sino en las que lo sufrieron en el pasado.

Un principio básico de actuación es que los pacientes con UPP no deben apoyarse directamente en esas zonas.

En estos casos, habrá que buscar las superficies de apoyo más recomendables acorde a las especificidades de cada paciente.

Podemos actuar sobre la herida, pero no podemos olvidar los aspectos nutricionales con el paciente, sobre todo con los malnutridos. Una ingesta adecuada de calorías y proteínas le portarán un balance positivo de nitrógeno.

Además, en aquellos pacientes donde se detecta malnutrición sería necesaria la aportación extra de complementos vitamínicos y minerales.

Cómo se debe limpiar una úlcera

Cómo favorecer la cicatrización de las heridas

Se nota mayor eficacia clínica si el tratamiento de las heridas si se realiza con productos que mantienen condiciones de ambiente húmedo (alginatos, hidrogeles, hidrocoloides,…):

Cuidados paliativos a pacientes terminales

El que un paciente esté en estado terminal no puede implicar que se haga dejación de la cura de las úlceras por presión.
En pacientes terminales habría que tener en cuenta lo siguiente:

Para ampliar información se puede acceder a los recursos de la ONG Grupo Nacional para el Estudio y Asesoramiento en Úlceras por Presión donde encontraremos bibliografía, estudios, casos, recomendaciones, enlace con el grupo europeo, etc.